Ante el fracaso nos superamos y ante el éxito nos relajamos

Añadir nuevo comentario

No sé dónde leí hace unos días la siguiente o pregunta ¿se aprende más del éxito o del fracaso?

 

Y yo no tengo ninguna duda, aprendemos muchísimo más del fracaso, de los errores que cometemos, que cuando tenemos éxito.

 

Hace unos días dando clase a un grupo de emprendedores y emprendedoras decía lo siguiente `ante el fracaso, nos superamos y ante el éxito, nos relajamos’

 

A lo mejor no compartes esto conmigo pero yo lo afirmo y lo digo desde la experiencia vivida. Cuando vivíamos en un entorno económico bueno, relajado, el dinero fluía, ganábamos dinero.  Yo sí, como mucho otros, ganaba dinero, me iba muy bien,¡qué fantástica época aquella!, pero pese a que todo `parecía‘ fantástico, no arriesgaba, no curioseaba, no investigaba, no sentía la necesidad de hacer cosas diferentes.  Cierto es, que llevo intrínseco en mi ADN la necesidad de seguir aprendiendo y en aquella época tuve el gran acierto de ampliar mi formación estudiando un Máster que hoy por hoy no me podría permitir;  pero también es cierto, que el día a día era muy similar, iban bien las cosas, los problemas eran pocos y casi sin importancia y no había retos que alcanzar ni superar, de ahí que yo, al igual que muchos no viéramos la que se nos venía encima. Son muchos los gurús económicos que dicen ahora, eso sí, ahora, que esto se veía venir, que no era nada normal, que el sistema tenía que hacer aguas por algún lado etc, pero a toro pasado, así que, a lo que iba, nos dimos un tortazo de narices.

 

¿Y qué pasa cuando nos damos un tortazo, el entorno económico tranquilo y boyante pasa a mejor vida, y ahora tenemos que mejorar nuestro trabajo, reinventarnos, ser más productivos y conformarnos con ganar mucho menos? Pues que aprendemos, aprendemos que la vida es maravillosa pero no es fácil, que tenemos que esforzarnos, trabajar más y mejor, que debemos ser conscientes que hay bienes materiales que van y vienen, y que lo importante es disfrutar del camino, pese a que en el camino hayamos perdido la seguridad de antaño, porque la incertidumbre ha venido para quedarse, debemos disfrutar y aprender.

Así que, si me preguntas que si se aprende más del éxito que del fracaso, me quedo con lo segundo, no por masoquismo, sino por experiencia, porque cuando han venido mal dadas he aprendido a serenarme, a relativizar, a darle importancia a lo que es verdaderamente importante, a quedarme con el lado positivo de las cosas, a sembrar y sembrar para recoger, y saber que la vida aunque algunos la tengan más fácil, otros la tienen más difícil y que debemos valorar la vida como es y luchar por lo que nos merecemos.

 

Foto:pixabay.com

 

Sobre Carolina San Miguel Mas

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter