7 gestos que debemos tener en cuenta en una entrevista de trabajo

Añadir nuevo comentario

La entrevista de trabajo constituye una excelente oportunidad para “vendernos” a nosotros mismos ante el entrevistador y demostrar que somos la mejor opción que él busca para el puesto de trabajo que hemos optado.

Sin embargo, en muchas ocasiones solemos ser traicionados por la ansiedad y los nervios, que desencadenan una serie de actitudes que terminan perjudicándonos, por errores que cometemos en términos de comunicación, y es así como perdemos la oportunidad de obtener el tan ansiado trabajo por el que tanto nos ilusionamos.

Tanto en nuestra vida laboral o social, como seres sociales que somos nos relacionamos y comunicamos permanentemente con los demás, tanto en forma verbal o no verbal, aunque tengamos o no voluntad de hacerlo.

Cuando nos expresamos, en una entrevista laboral, debemos tener en cuenta a lo QUÉdecimos sin olvidar CÓMO lo decimos. El 70 % de nuestra comunicación es no verbal y tan solo el 30% corresponde a lo que decimos.

Cuando nos presentemos a una entrevista de trabajo debemos ser cuidadosos desde el mismo momento en que llegamos al lugar de la cita, pues a través de nuestros gestos y respuestas estaremos comunicando y, a la vez, siendo observados hasta en los más mínimos detalles.

Una de las tantas preguntas que solemos hacernos a la hora de la entrevista es ¿qué hago con las manos? ¿Espero a que me digan que me siente o me siento directamente al entrar?… independientemente de nuestra respuesta a continuación van algunos consejos que te ayudarán en ese momento tan especial:

  1. Saludar con la mano. Si no quieres equivocarte a la hora de presentarte, saluda al entrevistador con la mano en un punto intermedio, demostrando seguridad. Este tipo de saludo es el más formal de todos los países del globo.
  2. La postura al sentarte. Lo ideal es optar por una posición recta y con la cabeza mirando al frente, siempre de manera natural. Las manos por encima de la mesa y los pies en el piso.
  3. Teléfono mudo o apagado. Durante la entrevista procura tener apagado o poner mudo el teléfono, nunca atiendas si te llaman puede ser un error terrible.
  4. No llevarse objetos a la boca. Este tipo de comportamientos pueden poner de manifiesto cierta inseguridad. Además puede dar a pensar al entrevistador que estás mintiendo o te sientes nervioso si te tapas los labios.
  5. No morderse las uñas. Procura evitar este tipo de conducta que puede restarte puntos, pues está comprobado que en general las personas que lo hacen son personas más nerviosas que las que no lo hacen.
  6. Haz lo posible para no temblar. Si quieres demostrar que te encuentras cómodo ante la situación evita mover la pierna rápidamente, o jugar con las manos mientras hablas con el entrevistador.
  7. Evita distraerte. Cuando te dirijas al entrevistador míralo a los ojos, de este modo él percibirá que le estás prestando atención.

Estos consejos pueden parecerte quizás algo obvio, sin embargo, en muchas entrevistas de trabajo motivos como éstos descartan candidatos.

 

Etiquetas: 

Sobre Valeria Betiana Flores

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter