2 consejos antes de salir de tu zona de confort

Añadir nuevo comentario

Es común tener un prolongado y constante cuestionamiento de si hemos elegido el mejor modelo para el tiempo, sector del mercado, segmento del mismo y con adecuadas políticas y procesos. Si aún tienes dudas al respecto, te sugerimos guiarte mediante los mejores ejemplos de negocios para tiempos críticos.

Por otra parte si sientes que estás bien encaminado, en cuanto a la aplicación de lo que mencionamos, en la forma en que mejor corresponde a tu compañía y has determinado que quizá es lo que necesitabas para empezar una nueva búsqueda o de conservar y reforzar lo que posees, te recomendamos tomes un respiro antes y leas nuestros consejos:

1.- Explora las posibilidades antes de dar el paso

Es completamente comprensible que consideres sobre muchas otras cosas tu trabajo, debido a que es la puerta que da al pasillo de una infinidad de otras puertas. Pero más que el trabajo, tenemos distractores, tales como televisores, computadoras, móviles, semanas ajetreadas, una familia de la cual cuidar y una casa con deudas que mantener siempre al día.

Todo lo anterior y quizá muchas otras cosas nos mantienen alejados de lo más importante que hay; nosotros mismos. Darte un pequeño tiempo para ti, reconocerte, escuchar tus ideas, tus deseos, metas y, sobre todo, lo que de verdad buscamos obtener mediante nuestros esfuerzos. Puede sonar como algo que ya has escuchado, pero debes recordar lo que buscas tú, y hacer de eso tu mayor motivación.

Puede que te sientas incómodo con tu trabajo o que el mismo te haga sentir cohibido, en ocasiones las razones son cosas que podemos controlar por cuenta propia o con una pequeña colaboración de los mismos compañeros, esto lo sugerimos ya que en ocasiones tenemos el trabajo perfecto pero no el mejor clima laboral. En otras ocasiones son cosas que escapan de nuestras manos y debes identificar si es hora de abandonar el actual y buscar otro empleo.

Es esencial que seas crítico e identifiques los aspectos buenos y malos de tu trabajo. Sin embargo, también se recomienda analizar qué elementos faltan en tu trabajo. Y plantéate a ti mismo: “¿qué puedes hacer para generar un cambio en tu trabajo?”.

Si tienes muy claro lo que quieres y necesitas y crees que es hora de un cambio, empieza a optar por los puestos, sin imponerte limitantes ante ellos pero sin adjudicarte a la necesidad de presentarte como postulante todos y cada uno de estos (a menos que lo consideres pertinente), te recomendamos también considerar acudir a empresas que, si bien estén buscando nuevo personal o no, te gustaría expandir tu experiencia con ella.

2.- Los "peligros" de cambiar de trabajo

Lo bueno de esta sociedad es que impulsa a estar en un cambio constante según las oportunidades de mejoría se presenten y sean viables. Algo nuevo rara vez es malo, al contrario, es una gran oportunidad para desarrollarse y aprender. A pesar de nuestro acuerdo, te recomendamos tener en cuenta:

  • un aumento salarial no necesariamente significa un aumento neto; ten muy presente las bandas del IRPF pues con un descuido económico, podrías quedar en un pequeño aprieto.
  • un nuevo empleo, es como mudarte a un nuevo vecindario. Representa dejar a un lado toda la reputación que tenías, méritos por logros y demás, para empezar desde cero a construir nuevamente una imagen de tu nombre.
  • tal como es una nueva fase, representa en toda medida una necesidad de la posibilidad de adaptación y la velocidad con la que lo haces. En este nuevo entorno tendrás nuevas metas, más dificultades y por lo tanto, más pruebas.
  • selecciona con cuidado, a veces nos dejamos llevar por una apariencia bien pintada y no leemos el libro completo. Con esto nos referimos a que, no dejes que te guíe un proyecto que suene tentador, investiga para no recibir una decepción de una de esas compañías.
  • nuevos jefes, nuevos compañeros: tendrás que formular de nuevo tus relaciones laborales con todos los miembros del equipo en el que participarás y puede que esto entorpezca o ayude un poco todo tu proceso de adaptación. 

Todo cambio supone un riesgo visto desde cualquier punto de vista, pues siempre estás abandonando de una forma u otra tu zona de confort. Esto en algunas ocasiones puede ser algo bastante complicado, pero como todo lo difícil, conlleva a un mundo de posibilidades y oportunidades que puedes aprovechar enormemente para tu desenlace laboral.

¿Y tú? ¿Qué le recomendarías a quienes desean aventurarse? ¡Comparte tus experiencias!

Sobre Edith Gómez

 

Apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. 

 

¿Quieres hacer un curso con Edith Gómez ? apúntate aquí

Add comment

Ruteando con Sara-El mundo Freelance

Buenas Prácticas Ruteras

Newsletter